domingo, 23 de octubre de 2011

El Lleuque (Prumnopitys andina)

El lleuque es una conífera endémica que crece en la precordillera entre las provincias de Linares y Cautín, aunque hay una población en la Cordillera de Nahuelbuta. Esta gran conífera alcanza los 30 metros de altura, con un tronco lizo y un follaje de hojas delgadas. A pesar de ser una conífera este árbol no disemina sus semillas por gravedad o con ayuda del viento, si no que envuelve las envuelve con una pulpa carnosa y dulce, de forma similar a las plantas con flor. Es por eso que se le conoce también como Uva de Cordillera: su "fruto" es morado al madurar y de forma esférica. Esta forma de esparcir las semillas evolucionó de manera paralela a las plantas con flor, pero la esencia es la misma: al madurar el "fruto" algún animal, el ser humano por ejemplo, saca el fruto y se va y, al comerse la parte dulce, bota la semilla por ahí, lejos del árbol madre, donde puede germinar. Esta técnica la poseen también otra coníferas nativas como el mañío de hojas de hojas punzantes (Podocarpus nubigenus) o el mañío de hojas cortas (Podocarpus salignus).
Esta especie se concidera como Vulnerable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario