miércoles, 26 de septiembre de 2012

Quebrada de Macul: el bosque

El Parque Quebrada de Macul, ubicado en la precordillera de Peñalolén, en Santiago, posee un ecosistema boscoso muy bien conservado para estar tan cerca de Santiago. El estero que lo cruza mantiene en las laderas de la quebrada un bosque de distintos árboles nativos. Cuándo uno entra al parque las primeras formaciones boscosas considerables están compuestas por eucaliptos, especie introducida proveniente de Australia, con un sotobosque pobre en especies, principalmente zarzamora y palqui (Cestrum parqui). La zarza mora (Rubus ulmifolius) es otra especie introducida proveniente de Europa y el palqui es una especie nativa de muchos paíces de Sudamérica, incluyendo Chile.

foto de Javiera Mella

Mas adentro en la Quebrada se encuentran árboles nativos, destacando por su abundancia el litre (Lithraea caustica) y el peumo (Cryptocarya alba). Este último es un árbol que en la Región Metropolitana se encuentra en peligro de extinción, pero que en la Quebrada de Macul forma bosquetes donde es la especie dominante. También hay árboles de otras especies como quillay (Quillaja saponaria) y maitén (Maytenus boaria).

foto de Javiera Mella

foto de Javiera Mella

foto de Benito Rosende

En las formaciones boscosas se encuentran palquis, vokis de la especie Cissus striata, distintas especies del género Dioscorea, flor de gallo (Alstroemeria ligtu) y tomatillo Solanum nigrum, introducido desde Europa. En primavera abundan flores de todo tipo, aparte de las mencionadas florecen de forma abundante añañucas, mayus, Oxalis e incluso orquídeas nativas.

mayu Sophora macrocarpa (foto de María Victoria Urqueta)

flores de orquídea nativa Gavilea sp. con flores de Dioscorea sp. trepándola (foto de María Victoria Urqueta)

capachito Calceolaria sp. (foto de María Victoria Urqueta)

En los árboles se posan distintas aves como las tórtolas (Zenaida auriculata), chincoles (Zonotrichia capensis) y zorzales (Turdus falcklandii) entre muchas otras especies, alimentándose de insectos, semillas y frutos. Durante el verano los insectos abundan en el bosque, muchos salen de sus capullos convertidos en adultos para reproducirse. Destacan entre los insectos del parque la mariposa del chagual (Castnia psittachus) y la avispa del género Pepsis por su gran tamaño. También está presente la avispa chaqueta amarilla (Vespula sp.), especie invasora de Eurasia que perturba el ecosistema nativo al depredar otros insectos y comerse los frutos en maduración de distintas plantas.

Dentro de los animales mas llamativos se encuentran el zorro culpeo (Lycalopex culpaeus) y el águila (Geranoaetus melanoleucus). En la quebrada es muy común encontrar excremento de zorro, fácil de reconocer por estar lleno de semillas de litre. Al águila se le reconoce volando por su tamaño y porque el vientre es blanco con un escudo de plumas gris oscuro en el pecho.

foto de la web www.naturalmentechile.blogspot.com

foto de Bernardo Segura

Los bosques son lugares de una belleza que mucha gente puede apreciar. La presencia de estos en un lugar tan cercano a Santiago es una gran oportunidad para que los capitalinos conozcan estos lugares y aprendan a valorarlos y cuidarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada