martes, 4 de diciembre de 2012

El Copao Eulychnia iquiquensis

Existen distintas especies de Copao en Chile, todas ellas son cactus que pueden llegar a convertirse en grandes árboles, en el caso de Eulychnia iquiquensis, hasta 10 metros de altura. Estos cactus,como es bien sabido por el común de la gente, están adaptados a las condiciones de sequía y a vivir en hábitats inhóspitos para muchas otras plantas. Uno de estos copaos es Eulychnia iquiquensis, especie endémica de Chile que crece en los acantilados costeros del extremo norte de Chile.

Es una especie muy resistente a la sequía y subsiste en los acantilados de la cordillera de la costa obteniendo humedad de la camanchaca que se condensa en sus rallos y los líquenes que crecen sobre ellos. La camanchaca es una neblina proveniente del mar y que avanza tierra dentro, en el proceso se condensa en distintas plantas lo que les brinda un poco de agua en el desierto.

Lamentablemente esta especie se encuentra amenazada por el cambio climático y la degradación de su hábitat. Muchas de las zonas en donde habita poseen mas ejemplares muertos que vivos, y sus cadáveres siguen en pie como un testimonio de su relativa abundancia en tiempos pasados. Para dificultar su regeneración natural, solo florece durante los años en que llueve demasiado, como durante el fenómeno del niño en el cuál genera flores que son polinizadas por insectos y picaflores.

foto de la web www.scielo.cl

foto de la web cactiguide.com

foto de la web www.cactushabitat.com

foto de la web www.cactushabitat.com


foto de la web www.chlorischile.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario