domingo, 8 de abril de 2012

Quebrada de Macul: el río

La Quebrada de Macul es un lugar de Santiago ubicado en la precordillera de la comuna de Peñalolén. Se trata de una quebrada con un hábitat bien conservado (para estar tan cerca de Santiago) con la flora y fauna natural de Santiago. Allí hay un Parque Natural administrado por la Municipalidad de Peñalolén y al ingresar es posible bañarse en el estero Macul, que es de lo que hablaremos en este artículo.


fotos de Javiera Mella

El estero Macul representa un lugar inusual, ya que es un cuerpo de agua dulce en la precordillera de Santiago mismo que fluye todo el año. Es por lo tanto un lugar que debe respetarse y no contaminar. El agua es potable y se encuentra sin agentes contaminantes, lo que se evidencia con la presencia de anfibios y peces en el río. Aquí es posible encontrar bagre chico (Trichomycetus areolatus)

Bagre chico en Quebrada de Macul (foto de Camila Zambrano)

Estos bagres son relativamente abundantes en el estero y en los últimos años se ha visto un incremento en su población, lo que es un alivio pues durante el aluvión de 1993 que hubo en la quebrada, los bagres que allí vivían fueron arrastrados con el aluvión hacia Santiago, pereciendo. Al parecer algunos peces pudieron resistir el paso del aluvión escondidos entre las rocas, o quizá son descendientes de bagres que llegaron desde una zona del estero bien alto en la precordillera de modo que no se vieron afectados por el aluvión; una tercera opción es que sean bagres que hayan recolonizado el estero a partir de cursos de agua vecinos.

Por las característiocas de algunas zonas del río es posible que haya también pancoras (Aegla sp.)

Las riberas del río están llenas de plantas herbáceas y arbustivas todo el año gracias al aporte constante de agua, algunas como el berro amarillo (Mimulus sp.) poseen flores muy bonitas. También crecen helechos y calceolarias. En algunas zonas el agua pasa muy lentamente y se forman charcos con algas y otras plantas acuáticas, en estos lugares se encuentran renacuajos. Es mucha la variedad de plantas que allí crecen, entre las que se pueden mencionar Baccharis sp., estrellita azul (Malesherbia linearifolia), capachitos (Calceolaria sp.), etc.

Capachito (Calceolaria sp.) foto de Camila Zambrano

Berro amarillo (Mimulus sp.) foto de Javiera Mella

Helecho entre las rocas del río (foto de Javiera Mella)

Distintas hierbas (foto de Javiera Mella)

En algunas zonas era mucha la cantidad de plantas que crecían (foto de Javiera Mella)

Crece también chilco (Fuchsia magellanica), especie que en la Zona Central es escasa y solo crece a la orilla de esteros y ríos. En algunos tramos de la quebrada es la especie vegetal dominante, y adorna el lugar son sus muchísimas flores rojas y sus frutos, de sabor dulce, muy ricos.

Chilco en Quebrada de Macul (foto de Camila Zambrano)

Pozones donde la gente se baña (foto de Javiera Mella)

La gente que acude al parque se puede bañar en el río y se han formado pozones con las rocas de este para crear zonas en donde poder bañarse más cómodamente. A pesar de que mucha gente se baña acá y el aguas es potable (aún), mucha gente ensucia el agua arrojando sin reparo botellas plásticas, bolsas e incluso pañales sucios (como tuve el desagrado de comprobar). Todo aquel que asista a un lugar natural, o aún a cualquier entorno, por respeto a los demás, a la naturaleza y a sí mismo, debe dejar limpios los lugares que visita, demostrar educación y llevarse su basura para botarla donde correspona, y por supuesto tener sentido común como para no dejar pañales sucios en el río donde se bañan sus propios hijos.

3 comentarios:

  1. muy buena la descripción, lo difundiré, saludos!!

    ResponderEliminar
  2. La gente nunca aprendera a respetar la naturaleza por eso la naturaleza se esta conportando con cambios en el clima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente siempre respetó la naturaleza. Podemos y DEBEMOS volver a aprender a respetarla. Convencerse a sí mismo de que somos incapaces es la excusa fácil para no hacer nada.

      Eliminar