jueves, 31 de julio de 2014

El Escarabajo pelotero (Megathopa villosa)

Bastante conocidos son los escarabajos peloteros en África, donde consumen el estiércol de los herbívoros africanos como cebras, antílopes o elefantes. Lo cierto es que estos insectos cuentan con diferentes especies repartidas en casi todo el mundo. En Chile encontramos la especie Megathopa villosa, presente también en Argentina.
El escarabajo pelotero es un eslabón en el ciclo de los nutrientes al enterrar porciones de excrementos bajo tierra. Durante el crepúsculo los escarabajos peloteros buscan estiércol y acuden a él. Una vez allí moldea una masa de fecas dándole forma esférica que luego transportará empujándola con sus patas traseras y marchando hacia atrás hasta un lugar que considere adecuado para enterrarla y allí, en dicha cavidad, poder alimentarse de ella. Es quizá por eso que el escarabajo pelotero vive en sectores arenosos y con vegetación herbácea de escaso desarrollo: así es mas fácil poder enterrar su alimento y constituye un hábitat donde pastan herbívoros como vacunos y equinos. Cuándo las fecas están secas, en cambio, no arman una bola si no que intentan acceder al interior del estiércol donde sigue húmedo para alimentarse directamente de él.

Para atraer pareja el macho del escarabajo también elabora una bola de estiércol que atrae a las hembras, construyen una madriguera donde entierran la bola y tiene lugar el apareamiento. Posteriormente el macho se irá y la hembra pondrá un huevo en la bola para luego marcharse.

El escarabajo pelotero contribuye a la degradación de los excrementos de grandes herbívoros, como por ejemplo los de los burros (Equus asinus) en el Norte del país. Además de eso ayuda a dispersar las semillas que vienen en los excrementos.

Antaño se consideraba la distribución de esta especie para la zona central y sur, pero durante 2004 y 2006 se realizó un estudio que probaba su presencia tanto en la IV como en la III Región, lo que da cuenta del desconocimiento acerca de algunas (si no la mayoría) de las especies de nuestro país. Queda mucho por investigar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada