sábado, 18 de mayo de 2013

La Artemia (Artemia franciscana franciscana y Artemia Persimilis)

Las artemias son crustáceos con una ecología bastante peculiar. Su Género es Artemia y comprende seis especies distribuidas en todo el mundo menos la Antartida. Habitan en lagos con altas concentraciones de sal que dificultan el desarrollo de otros animales acuícolas. Se alimentan filtrando el fitoplancton, algas microscópicas de las aguas donde viven, nadando erraticamente en busca de alimento y procurando no ser a su vez comida para diversas aves que visitan esos lagos como los flamencos.
Las artemias poseen un dimorfismo sexual, o sea, machos y hembras presentan diferencias morfológicas: los machos poseen un lóbulo frontal en su cabeza  que le ayuda durante el apareamiento al acoplarse con una depresión en la cabeza de la hembra, encajan así sus cabezas lo que facilita la cópula. Las distintas especies de artemias tienen diferentes formas en sus lóbulos frontales y depresiones lo que evita que, de haber mas de una especie en el mismo lago llegasen a aparearse imposibilitados al no poder afrimarse para la cópula. Este rasgo además ayuda a científicos a diferenciar las especies.
Luego del apaeamiento la hembra puede liberar o no los huevos (llamados quistes) dependiendo de las condiciones del ambiente. Si hay un alto grado de salinidad  en el ambiente o si escasea el agua desovará.  En cambio si las condiciones del ambientes son favorables, entonces no pondrá los huevos y estos se desarrollarán en su interior para luego "parir" a sus crías llamadas nauplios.  La expulsión de los quistes sirve para que, si llegase a secarse el lago donde habitan, estos queden a la intemperie en espera de condiciones optimas para su desarrollo ya que son extremadamente resistentes a la desecación y a las temperaturas extremas. Además en este estado pueden ser transportados por el viento o por las aves al quedarse pegados en sus patas o plumas, hacia un nuevo lago.
 Existe también la partenogénesis en la especie Artemia parthenogenetica, que además de la reproducción sexual genera huevos con embriones genéticamente idénticos a su hmadre, sin la necesidad de aparearse previamente.

En Chile se encuentran dos especies: Artemia franciscana y Artemia persimilis. La primera está ampliamente distribuida, encontrándose desde Canadá hasta la zona central de Chile y existen distintas subespecies habitando en nuestro país Artemia franciscana franciscana. La segunda especie se consideró endémica de Argentina hasta 1996 cuándo se encontró también en el sur de Chile.
Algunos lugares donde es posible encontrar artemias en Chile son la Laguna Chaxas y el Salar de Yamara.

foto de www.wikipedia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada